Es culpa del cerebro La Procrastinación Laboral? SI¡

Al fin encontramos el culpable si señores y lo peor, una de cada cuatro personas son procrastinadores….osea que uno de cuatro cerebros está infectado con este virus.

La Procrastinación es sencillamente dejar las obligaciones que nos resultan estresantes para más tarde, y nos ponemos a realizar las más agradables. Este rechazo de comenzar a hacer las tareas se convierte en un hábito y lo hemos llamado vulgarmente “Pereza” pero técnicamente hablando este complejo concepto es un Trastorno del comportamiento. La pereza es un término más general, es decir la persona que es perezosa mira cualquier actividad con desdén y todo le parecerá tedioso. Por el contrario el Procrastinador es una postergador del trabajo.

Como-dejar-de-procrastinar-y-destruir-ese-habito-en-mil-pedazos-MainPhotoAfecta a ejecutivos, estudiantes, amas de casa, bodegueros, gerentes; no tiene raza ni sexo y es porque básicamente tenemos una pésima gestión del tiempo.

El “Procrastinador” suele sobreestimar el tiempo que le queda para terminar una tarea o subestimar el tiempo necesario para ella, por esto utiliza el autoengaño para decir que solo bajo presión es que trabaja bien.

Ejemplos de hábitos procrastinadores o hábitos comunes para procrastinar:

  1. Internet y redes sociales o la última foto subida en Instagram
  2. Charlas por WhatsApp largas
  3. Revisar cada diez minutos el correo electrónico
  4. Las tareas cotidianas (ir al banco, ir al médico, arreglar la ropa, etc.)
  5. El compromiso personal (No hacer ejercicio, no casarnos, estancarnos, etc.)
  6. Compromisos con los demás (hacer perder el tiempo a los demás, no preparar las reuniones, no respetar los plazos, etc.)

Se han propuesto seis dudas por las cuales el Procrastinador aplaza comenzar la tareas:

  • Dudas en solucionar situaciones confusas (como la confrontación)
  • Dudas en enfrentar una tarea que requiere de elevada energía y nos proporciona poco reconocimiento.
  • Dudas en realizar tareas arduas que no disfrutamos.
  • Dudas en encarar actividades para las que carecemos de habilidad.
  • Dudas en hacer lo que no está programado en nuestra agenda
  • Dudas en enfrentar asuntos que no comprendemos

 Las conductas típicas que forman parte de este problema son: 

  • Perfeccionismo y miedo al fracaso: A veces resulta que las expectativas son inalcanzables. evitamos empezar proyectos nuevos porque tememos que no podamos alcanzar la perfección y por eso se pierde la motivación
  • Ansiedad y Catástrofe con tendencia a vernos como victimas
  • Rabia e impaciencia generalmente por sobrecarga de trabajo
  • Necesidad de sentirse querido necesidad de sentirse aceptado
  • la baja tolerancia a la frustración 

Escribiendo este articulo yo misma me encuentro identificada con algunos puntos, recuerdo haciendo este tipo de actividades como navegar por internet mientras el teléfono suena o aplazar constantemente mis tareas cotidianas.

La forma de afrontar la Procrastinación es conocer de ella, entenderá e identificar comportamientos por medio de la Autoevaluación.

Bueno pero como típicamente nos gusta a los seres humanos, encontramos al culpable:

El cerebro quiere hacer siempre el mínimo esfuerzo, solo le gusta hacer lo que le apasiona y le cuesta mucho sacrificio sacar las cosas adelante para ponernos en marcha.

Bueno aportaremos algunas herramientas para poder disminuir nuestro niveles de Procrastinación:

  1. No dejar para mañana lo que puedas hacer hoy
  2. Hacer Calendarios
  3. Dividir las tareas grandes en funciones pequeñas
  4. Identificar tus biorritmos
  5. Hablar contigo mismo
  6. Aprende a decir No
  7. Date Recompenzas
  8. Toma desiciones

Finalmente y como siempre decimos, el estrés es uno de los principales motores de la Procrastinación, si comenzamos el día estresados probablemente no vamos a disfrutar el trabajo y por lo tanto le costara más trabajo a nuestro cerebro trabajar correctamente.

Los Directores y Gerentes deben tomarse un tiempo para evaluar las implicaciones económicas y sociales de este fenómeno, e implementar capacitaciones para elevar los niveles de Autoconciencia 

Claudia A. Hernández

Grupo Conse

¿Te gusta esta Web? Claro, es Joomla!